jueves, 15 de julio de 2010

Visita

Subte C. Estación Moreno. 22 hs.
El tren comienza a frenar y el chico se acerca a la salida, dispuesto a bajarse del vagón. Mientras se asoma la estación, golpea la puerta todavía cerrada con dos "toc" y apoya su oreja en el vidrio. Gesto de desconcierto y "no hay nadie", me dice. Se ríe, la puerta por fin se abre y él se va.

4 comentarios:

AutoeStigma-O.O dijo...

que tierno!

carlos dijo...

muy dulce besos laura

ene dijo...

que divino! te quiso levantar?

Laura dijo...

Autoestigma-O.O: sí, la verdad es que el chico desentonaba mucho con lo arduo que es el subte C a la noche. Beso!
Carlos: un beso para vos también!
ene: lo tomé como un regalo gracioso del día, que era todo lo que mi ánimo podía tolerar.