sábado, 17 de enero de 2009

Honestidad

Previendo mi retorno a esos espacios urbanos, a mi esquiva y frívola memoria ha llegado la imagen de un cómodo y moderno salón de descanso que, en la Terminal de Retiro (Bs. As.) tiene una empresa de micros muy conocida. Sillones cool, un barman/empleado con aires de modelo, rugbier u oficinista de San Isidro —estereotipos con diferencias sólo de matices— LSD (la pantalla, eh) para ver el mismo partido de siempre y computadoras con Internet 24 hs. Divino, extraño y ajeno con respecto a los escasos beneficios que mi inserción en el capitalismo me da habitualmente. El único problema es su sentido de la cortesía, un tanto particular para mi gusto.
Si no entienden de qué les hablo,
como muestra está el cartel del baño.




8 comentarios:

Fasmid dijo...

rgjj!

Dragon de Azucar dijo...

¿Envuelto para regalo o así nomás?

Saludos

Latitero dijo...

jajajaj
qué gustos raros...

Daria dijo...

Y buá, todo no se puede.... o acaso qué pretendías vos, eh?! Papel higiénico free así como así, eh? Pero estás loca!!!

Marina Haller dijo...

Jola LAU! si una pena no haber compartido un sambuchito :(
Che! vos escribís????? pasame un mail que te comento algo.

besos!

< 307 > dijo...

jajajjaa la foto es genial me hizo acordar a una que me contaron del ferrocarril y que vi hace poco en la vigilancia de donde laburo que decia "el baño no tiene ventilacion, por favor no defecar aca"

jajajaja!

saludos me encanta este blog se pasa!

Junior dijo...

¡cuanta amabilidad!!!!...de TERROR.
¿porqué no pusieron "si quiere irse con el culo limpio no nos cague el papel"?

Lucho dijo...

Yo se los devolvería. Así; usado y todo.