viernes, 12 de diciembre de 2008

Mostrador

Facultad de Ciencias Sociales, UBA. Muchacha con escote prominente y labios rosa caniche que me atiende.

—¿Qué libro buscás?
Nacimiento de la biopolítica.
—¿Quién es el autor?

(Primer indicio de fiasco: sería muy raro que un/a bibliotecario/a pregunte el autor de un título y de un concepto tan difundido)

—¿Lo buscaste en el catálogo?
—Sí en el online pero...
—Ah, entonces si no estaba ahí...
—No, pero como tienen muchos libros de Foucault, quería corroborar si de verdad no lo tenían.
— A ver, esperá... ¿Quién me dijiste que era el autor?

(Segundo fiasco: un/a verdadero/a bibliotecario/a no pregunta dos veces el mismo dato y trata de demostrar cómo él puede superar las indicaciones propias de un registro virtual. Ellos estudiaron varios años, el archivo web no)

—...
—...
—...
—...

(Tercer fiasco: un/a bibliotecario/a con conocimientos del lugar donde trabaja no vuelve a fijarse en el catálogo online que vos revisaste recién. Utiliza su vía exclusiva: ir a las estanterías o fijarse en otro registro interno)

—Mmmmh, acá tengo Nacimiento de la política, pero es de otro autor.
—Chau.

(Cuarto fiasco: el "otro autor" es Moses Finley)

Por favor, que alguien quite el requisito de felación para seleccionar personal para la biblioteca de la Facultad de Ciencias Sociales. Seguramente hay muchos diplomados —y muchos consultantes, como yo— que pueden salir más airosos de esta simple búsqueda bibliográfica.

6 comentarios:

Jerry dijo...

Hay que ver si dichos diplomados y consultantes estarían dispuestos a dedicar su vida laboral a atender en un mostrador de biblioteca, soportando diariamente a toda clase de pelafustanes que vienen con su propio criterio de qué es lo básico que debe saber un bibliotecario para merecer ser contratados con un bajísimo sueldo.

















No te chivés, te estoy jodiendo ;-)

No dejes de pedirle a Daria el dato que te hice mandar con ella.

MaGui (Sí, sí... la misma) dijo...

AY jerry, que comentario tan MaguiLopíztico acaba de hacer!
Che, Ojalá fuera solo un requisito para conseguir trabajo en bibliotecas, el problema es que se ha convertido en el único requisito indispensable de todo tipo de trabajo público...

M. (Una Ramera) dijo...

incompetente!

Junior dijo...

Epa! qué fuerte éste comentario!...fué escrito con bronquita,eh?.Te entiendo,no es para menos...pero buéh.
Laura,te aviso que pasé por la Facultad de Ciencias Sociales y ya han quitado el requisito de felación para la selección de personal para la biblioteca,ahora dice,NUEVO requisito para personal postulante:TRAER RODILLERAS.

Anónimo dijo...

resentidaaaaaaaaa, jamás te contratarán para felar a nadie....

Laura dijo...

OK, estoy notando un deseo de contratación para "felar" (a la portuguesa) en nuestro/a comentarista anónimo, dado que suscribe a la idea de la fellatio laboral (sólo aclara, a pesar de no habernos visto en la cancha como pingos, que yo no sería idónea para esa tarea). Ideal sería que deje su mail e información de contacto, porque podemos abrir una bolsa de trabajo enseguida para los pequeños grandes talentos de este blog.