martes, 2 de diciembre de 2008

Garantías

Yo creo que antes de impulsar el voto femenino, se tendría que haber educado a los hombres para que permitan a la mujer disfrutar y abusarse de sus nanas en el espacio doméstico.
Los derechos electorales están bien. Pero que me traigan el desayuno y limpien la casa cuando yo estoy de licencia, eso está mucho mejor.
Lo primero es lo primero.

3 comentarios:

Cameron West dijo...

eso no sería una mujer abusando de otra???... no no no... el abuso femenino es nuestro patrimonio.... que ni se te ocurra

Daria dijo...

Opa Opa Opa .... se siente, se siente el tirón de orejas está presente!
Y sí, pegue Laurita, pegue!

Dragon de Azucar dijo...

Si te escucharan las Ocampo, o cualquier otra feminista...

Saludos