domingo, 30 de noviembre de 2008

Inserción

Podría decir que soy un desastre porque me puse zapatos nuevos para una salida en la que había que caminar un poco/bastante.
Pero no.
Podría decir que soy un desastre porque después de caminar 4 cuadras empecé a sentir las ampollas y evalué la posibilidad de volver a casa y cambiarme los pepés.
Pero no.
Podría decir que soy un desastre porque llegué a la parada de colectivo y, luego de ponerme 300 curitas en los pies para aguantar, decidí que tenía que cambiar de calzado.
Pero no.
Podría decir que soy un desastre porque me saqué las sandalias y volví descalza a mi casa para ponerme algo más cómodo y menos agresivo.
Pero no.
Podría decir que soy un desastre porque llegué corriendo, me lavé los pies y empecé a buscar las ojotas "de salir" que, como siempre, no estaban donde debería haberlas dejado.
Pero no.

Diré que soy un desastre porque al salir corriendo de la pieza para buscarlas por el patio, me clavé hasta el fondo un enchufe de dos patas y, ahora sí, ni sandalia, ni ojota ni escarpín: reposo y muletas por unos días, y caminar como entre nubes por dos semanas.

"No podés ser tan freak", me dijo mi concubinovio, Luciano, luego de hacerme las curaciones, recuperar el nivel normal de su presión luego de ver el maremagnum sanguíneo y trasladarme en frazada por el pasillo del ph. Dado su lugar de testigo ¿privilegiado? de los hechos, considero que es una apreciación acertada.
En un próximo post, la serie fotográfica de mi mortecina planta del pie.

7 comentarios:

Luciana dijo...

uuuhhhhhhh quéeeeeee maaalll!!!
Y te disponías a salir a algún lugar que fue una pena perderte?? que bajonnn, muletas todo? foto yaaa

Jerry dijo...

¿De qué era el enchufe? ¿Le diste corriente? Considerando la falta de luz de los últimos días, podría ser una buena alternativa.

Vaya mi apoyo para el señor Luciano, que además de tener que aguantarse la escena y brindar los primeros auxilios correspondiente, también tuvo que resignar su plan de estar solo un rato.

MaGui (Sí, sí... la misma) dijo...

podría decirse que soy una vanguardista por patear una puerta de vidrio y atravesarla, pero no! lo de pisar un enchufe fue mucho mas original! Mejorate! besos

Daria dijo...

Nooooooooooooo!!!! Ay nena, sí que metiste la pata, cuak!!! (sep desayuné un Mala Onda hoy!)
Ahorita te llamo pa ver cómo andás, Renga!

Beso y cuidate ..... y ojo, ojo ... auq hay un enchufe! no vaya a ser que .... nahhh!

M. (Una Ramera) dijo...

no, perdón, yo sé que debe haber dolido, pero mi primera reacción fue recontra mearme de la risa

ahora sí, que recuperé cierta humanidad, qué bajón!!!!!

mejorate rápido!!

besooo

Dragon de Azucar dijo...

¿Y por qué estaba el enchufe en el suelo? ¿Destino? ¿Casualidad?

Saludos

c. dijo...

leí esto y me bajó la presión.

como ayer en la vereda, cuando me contaste.

ay ay ay!
suerte que estás bien ya.