lunes, 25 de agosto de 2008

Cartón

En el lugar desde el que se emite la Radio de las Madres (AM 530), el personal de la emisora registra su horario de llegada y de salida con esos tayloristas relojes marcatarjetas,
con las que los jefes equiparan cantidad a calidad, imponen su reloj como el único válido —no me vengan con minutos de diferencia entre máquina y máquina—
y hacen que la jornada laboral sea tanto más (o)(de)presiva.

No deja de ser un dato curioso.

1 comentario:

Magui dijo...

haber puesto el dial entre paréntesis, ¿no es un chivo publicitario?... creo que vos sos parte del team de difución y prensa y tambiñen andá marcando tarjeta por ahí... jaja!