jueves, 1 de noviembre de 2007

Tsunami

La mejor forma de procesar un enojo violento es, con toda la serenidad del mundo, anunciar que se va a pagar con la misma moneda.
Y retribuir de un modo idéntico es, puedo asegurarlo, mucho peor que amenazar con una venganza de variado procedimiento y resultado.
Say no more.

1 comentario:

Daria dijo...

A la miércoles, nena? Qué te pasó, eh? No me gustaría estar en los zapatos del destinatario de tamañan reflexión.