lunes, 16 de agosto de 2010

Señoñitas

De ida y de vuelta, dos perlas propias del Sí de las Niñas.

Ida. Línea E, semivacía. Tres personas en el vagón: una señora con su hija de 6 años aprox, y yo. La mujer le lee algo que sacó de su cartera, mientras la nena corretea entre los asientos. En un momento en que se acerca a ella, ambas podemos escuchar la enseñanza que mana del papel:

"El placer de lo prohibido es lo que lleva a la droga.
La droga es una trampa que nos puede llevar incluso a la muerte".

Todo, leído con entonación de cuento, como cuando le dicen a Blancanieves que sólo podrá despertar con un beso del ser amado. La nena no dice nada y sigue andando. La doña agarra fuerte la cartera y mira al vacío como si estuviera memorizando algo.

Vuelta. Estación Burzaco del FF. CC. Roca. Dos parejas treintañeras del conurbano arrabalero. Ellos hablan entre sí, ellas hablan con su respectivo señor, pero no entre ellas. Uno de los galanes alecciona a su trofeo de jeans ajustados:

"Vos tenés que ser un poquito más señorita y aprender a cerrar el orto".

El otro, que no puede ser menos maestro, también tiene algo para decirle a su prenda:

"Yo siempre te digo a vos: cuando te aviso 'tomátelas', vos te las tenés que tomar".

Ellas ríen y tratan de dar explicaciones, mientras ellos ya están en otro tema que les permitirá medirse las hombrías angustiadas, mientras cunde el frío en el andén.

2 comentarios:

Floppy .- dijo...

me mató lo de la nena, que curioso!


cada persona, una historia en umn vagon de tren.

besitosss


me gusta tu blog, yab te agrego..
espero vos tmb =)


besiitosss

MaGui (Sí, sí... la misma) dijo...

De la primera no hablo, porque me huele que leía una biblia de esas "actualizadas" que me dan más miedo que el antiguo testamento (que de por sí es temeroso).
El segundo, es la prueba exacta de que el decálogo del machista clásico existe y es el libro más leído por gran parte de nuestra sociedad