miércoles, 5 de mayo de 2010

Riesgo

Luego de pasar por el accidente del enchufe (noviembre/2009) y el de la mordida bicentenaria de perro (marzo/2010), traté de hacer un breve repaso de otras colisiones de mi cuerpo con objetos del medio externo, que me dieran la pista del peligro constante en el que me vería implicada por el sólo hecho de existir:

* 5 años de edad (verano de 1987): en el campo, mi abuelo me subió a un caballo perezoso para que dejara de molestar con eso de que quería "andar en bayo". El caballo tardó 1/2 hora en llegar al final del camino y aproximadamente 15 segundos en hacer el mismo trayecto de regreso. Caí de glúteos a la tierra seca, me los pelé íntegros y pasé el resto de la estadía en la inhóspita casa sentada entre almohadones. Me curé con una pomada para equinos, para variar, cuya aplicación exitosa dependía de que te sacaras (sic) los jirones de piel arrugada y rota.
* 9 ó 10 años de edad (invierno de 1990 aprox.): en la cocina de mi casa, se me ocurrió dedicar un tiempo prudencial a aprender la hora con un reloj de agujas, colgado en la pared. En plena clase autodidacta, el reloj se desprendió y me cayó de canto sobre el tabique. 2 semanas con una raya profunda y horizontal entre los ojos.
* 13 años de edad (invierno de 1995): con una torpeza algo desaconsejada para el alto impacto, trataba de descoserme en la cancha de voley, durante la clase de gimnasia. Tomé carrera de manera imprudente, con el fin de rematar cerca de la red. Cuando reboto en el piso con mi rodilla derecha, sentí el crack más estruendoso de mi cuerpo. Todo el fin de semana con la pierna al doble de diámetro, pero para el lunes estaba genial, como le sucede a las losers como yo.

Los siniestros acompañan a mi cuerpo, es un hecho.

7 comentarios:

carlos dijo...

laura son accidentes a cual quiera le puede pasar uo no puede preveer esas cosas asi es la vida un gran beso

Junior dijo...

algún accidente en el colectivo?

MaGui (Sí, sí... la misma) dijo...

No, no puedo imaginarme a Laura deportista jugando al voley... no se me viene la imagen a la cabeza!!!

ene dijo...

Seguro contra todo riesgo!

Laura dijo...

Carlos: gracias por el apoyo! mi torpeza necesita más personas alentadoras como vos. Besos!
Junior: justamente, en breve comentaré un "accidente" en el colectivo que me generó una de las obsesiones cotidianas más frecuentes. ¡Adivino!
Mag: juro que remataba. Sólo eso voy a decir.
Ene: el mayor riesgo soy yo misma. No me asegura nadie, che.

Daria dijo...

Jajajajaja! Y yo debo haber sido testigo de unos cuantos....
Mi favorito, el del caballo, por lejos.
Yo no sé qué hacías queriendote hacer la ganadora en el volleyball... con lo bien que la pasamos las Darias!

Beso Insoleta amiga!

c. dijo...

y qué pasó el 8, al final???