jueves, 10 de diciembre de 2009

Tresaños

Menos tiempo que el intervalo entre los mundiales,
pero más tiempo que un contrato de alquiler.
Menos tiempo que lo que tarda en volverse vieja una PC,
pero más tiempo de lo que suele esperarse un llamado.
Menos tiempo de lo que demanda un proyecto a largo plazo,
pero más tiempo de lo que duran unas vacaciones.
Menos tiempo del que se requiere para escribir un libro,
pero más tiempo del que se necesita para leerlo.
Menos tiempo que el que pasamos en la primaria,
pero más tiempo del que precisamos para empezar a caminar.
Demasiado poco,
y demasiado.

1 comentario:

demasiadolistas dijo...

el tiempoooo ayyy que gran invento...tresaños, mucho más de lo que se tarda en escribir este comentario pero mucho menos de lo que tardara en ser olvidado..