viernes, 18 de diciembre de 2009

Acting

Bolufleces que comencé a hacer en diciembre:
Parar un colectivo y, cuando veo que no me frena porque me pasé de la parada o ya está saliendo, modular con la boca bien abierta, para que el chofer me entienda: "Ah, no podés ser tan amargo".
Golpear la puerta del colectivo que no va a abrirme y, cuando veo que el chofer me hace que no con el dedito, poner los brazos como quien reciba la iluminación superior (perpendiculares a los hombros, levemente flexionados, palmas para arriba), inclinar el cuerpo y poner gesto de "nah, qué te cuesta".
Obvio, nunca triunfo y siempre tengo que esperar el próximo "servicio" (qué irónico) o seguir caminando. Porque por algo estamos en diciembre: para que todo sea un poco más difícil.

2 comentarios:

MaGui (Sí, sí... la misma) dijo...

Amiga, si te consuela saberlo, habemos algunos que hacemos eso todo el año.
Y posterior a la performance vergonzosa, miramos alrededor, para asegurarnos de que nadie nos vio, hacer semejante ridiculés!
Jajaja

Liz A. Hepburn dijo...

mm odias los conductores de cualquier automovil xDX