jueves, 17 de septiembre de 2009

Imitación

Las noticias que salieron sobre la muerte de Patrick Swayze me remontaron a los domingos de mi más salvajemente tierna infancia. Más específicamente, al "Yo sé" de Feliz Domingo. Porque la película de amor más conocida de Swayze, que tenía esa canción ochentosa tan pegajosa, era la consigna que los grupos de estudiantes debían imitar. Observando la coreografía, descubrí el paso más maravilloso del mundo y, a la vez, el más doloroso para la percepción de mi imagen.
Maravilloso, porque él la esperaba a ella con las manos entrelazadas y los brazos tensos, formando casi un ángulo recto. Ella corría desde la otra punta del escenario y, con la misma posición de sus brazos, encastraba en los de Patrick y volaba bien alto, formando círculos con su estilizado cuerpo recto.
Doloroso, porque mi pequeña humanidad concentraba unos 300 kg. de tara y pedirle a mi delgada tía que hiciera de Patrick Swayze en la terraza era algo más que peligroso. No logré volar como en la película y ahora, que mi peso se está equilibrando con mi altura, sigo siendo grandota y no da que solicite un vuelo a la Patrick Swayze. A menos que me encuentre con La Masa.

4 comentarios:

ger dijo...

lo único que me acuerdo de él es de la película ghost,
todos hablan de dirty dancing, pero yo no la vi! :(

Fasmid dijo...

Nada, nada de eso. Su película fue, es y será "El Duro". Patrick, el patova sensible.

MaGui (Sí, sí... la misma) dijo...

Progresivamente ha ido impregnando cada uno de tus post una gris y densa capa de baja autoestima... Cuando no sos torpe, sos grandota, sino, usás lentes...
Dejá de quejarte, conozco a más de uno que quisiera realizar esa prueba de habilidad contigo, amiga! besos

Daria dijo...

Boluuuuuuuuuuuuda! Magui tiene razón
Ah! otra cosa ... no era el Yo sé. Era Camino al Oscar o a la fama... no recuerdo bien
Pero Yo sé, seguro que no....

Beso!