lunes, 3 de agosto de 2009

Pachanga

El sábado, mi padre tuvo una super fiesta sorpresa en honor a sus 50 años.
Aquí, dos postales de esa noche genial que cierran la serie de posts cumpleañeros, en la que se ve cómo Aníbal se deja llevar por el ritmo.



4 comentarios:

Junior dijo...

...está empezando a convertirse en uno de mis ídolos!jaja!

La profe dijo...

Una duda me carcome:¿es un baile griego (de esos de romper platos) o cuartetazo?

Daria dijo...

Qué noche Bariloche!!!!

Metz dijo...

¡ESTUVE AHí! Que noche, Teté, que noche...