domingo, 3 de agosto de 2008

Solidaridad

No nos oponemos a que las amas de casa anhelen la aventura, quieran utilizar las botas nuevas, deseen emperifollar a sus cachorros y busquen opciones para elevar su producción de adrenalina. Incluso, apoyamos su iniciativa, pero, por favor,

NO LLEVEN A CABO ESE PROYECTO
EN VACACIONES DE INVIERNO
Y EN LOS PASILLOS DEL SUBTE

Hay personas que están apuradas, otras que llegan tarde y un grupo de ciudadanos, entre los que me cuento, que sufre de las dos dolencias; estos 14 días infernales no nos están haciendo bien.

6 comentarios:

Dragon de Azucar dijo...

Me sumo a tu pedido

Cameron West dijo...

es verdad, después de las vacaciones necesitamos vacaciones de las vacaciones.

Daria dijo...

Seeeeeeeeeeeeeeee!!!!!!!!!!!
Que las blancas palomitas vuelvan a ser blancas, o a cuadrillé, o arbolitos verdes (como éramos nosotras) o como sea, no importa!!!
Vuelvan a sus claustros!
Beso!
Ah! te dejé una cadenita en mi bloggerete, en el ppal, en Mermelada

r.- el corre ambulancias dijo...

las vacaciones de invierno las empece a odiar en el mismo momento en que deje de disfrutarlas y tuve qeu sefrirlas trabajando

malditos cretinos (sobre todo los adultos que tambien tienen vacaciones en invierno)

Lucho dijo...

Queda feo que lo diga un tipo que tiene mi profesión, pero...
"VACACIONES DE INFIERNO". Así deberían comenzar a llamarlas.

M. (Una Ramera) dijo...

No les importa!!!!!
A las madres no les importa nada. Las vacaciones de invierno son lo peor que me pasa en el año, más ahora que vivo por capital. Las odio