viernes, 2 de mayo de 2008

Rapiña

(Supermercado Eki, barrio de Flores, Capital Federal)

Cajera: ¿Querés donar tus 8 centavos a Cáritas?
Laura: No, no me cae bien Cáritas.

OK, me iré al infierno, ¿pero por qué razón deberíamos financiar la parafernalia de las viejas aristocráticas que hacen uso de los supermercados de (falso, falsísimo) descuento para lograr un dinero que ellas pueden aportar multiplicado por millones?
La caridad empieza por casa, mas nunca por las mansiones ni por los pisos de Libertador.

4 comentarios:

Daria dijo...

He dicho. Que así sea. Amén.

Anónimo dijo...

Das pena pretenciosa, por q crees q a alguien le puede interesar la sarta de lugares comunes a los q recurrís siempre, en todos los temas????

Laura dijo...

"Das pena, pretenciosa"
La novela que conquistó el corazón de las señoras con ruleros.
De lunes a viernes a las 15 horas por el mismo canal que mira Anónimo.

Luciana dijo...

odio los mensajes anónimos como el de Anónimo.
No por su contenido (que de más está decir que REFALA)sino porque firma, premeditadamente, ANONIMO !!!
ajjajajaj es tristísimo y mirá cómo hace reir.