domingo, 9 de diciembre de 2007

Revancha

Cada vez que escucho "Tonight, tonight" de Smashing Pumpkins, me pregunto por qué no se lo robé sin ningún tipo de escrúpulo.
Me parece verlo: brillante, doble, original y en manos de la más estúpida del curso, que no sabía ni siquiera cómo se pronunciaba el nombre de la banda pero me mostraba el disco, divertida, diciéndome que el chico que la cortejaba (uno de los tantos, según su autoleyenda) se lo había regalado porque ella dijo "¡qué linda tapa!".
Mis raptos de violencia inusitada no se habían desarrollado aún en todo su esplendor y, tal vez por eso, porque no iba a querer ahorcarla, la profesora del secundario me había encomendado la horrible tarea de enseñarle lengua y contabilidad todas las malditas tardes, porque la idiota, haciendo "cocoyito"* en una excursión del colegio, se había quebrado la pierna en tres partes, cuando su amiga acerebral descendió abruptamente sobre esa estilizada extremidad y, flaca/modelo/diosa o como sea, su peso corporal alcanzó para desmenuzarle el fémur y la rodilla.
Mucho calor todos los días, muchos comentarios dignos de asesinato casi en todos los minutos de nuestro encuentro. Hubiera sido tan fácil: tomar las carpetas, acomodar el bolso, estirar un poco la mano... y Dawn to dusk conmigo. Pero no, porque en la adolescencia no sólo he sido buena con mi familia, sino también con los compañeros dignos del más placentero abandono.
Luego ella se fue a fracturar otras partes de su cuerpo a otra provincia de Argentina y yo, por suerte, me encontré con los discos en MP3 algunos años después, que me dieron una segunda oportunidad para tener ese disco doble pero, lamentablemente, sin el glamour que hubiera perdonado mi hurto.


* "Cocoyito" es una actividad pseudodeportiva sólo para livianos que consiste en lo siguiente: una persona con ganas de sufrir carga a otra que se sube a horcajadas sobre su espalda y se sostiene tomando el cuello de quien está de pie, como simulando ahorcarlo pero tratando que esto no suceda. En esa posición totalmente obsoleta cuando se hace entre adultos (llevar a un niño no sólo es más sencillo, sino a veces necesario), el colmo de la imbecilidad sería caminar con el otro a cuestas, pero que eso suceda es más común de lo que parece.

2 comentarios:

\_O_/ dijo...

Para mi que te hubiese encantado que te hicieran "cocoyito" a vos.
Yo tengo el album en mención, cuyo nombre en realidad es "Mellon Collie and the Infinite Sadness", y consta de dos discos: "Dawn to Dusk" y "Twillight to Starlight". Muy buen album, hermosa presentación.
¡Ni en pedo te invito a mi casa!

Daria dijo...

Ja! Igual HOmbre Signo no creo que Laurita fuera capaz de tamaña acción!!! El que "se construyo como bueno" es complejo que salga de ese lugar.....

Me acuerdo de todo ese disco, ese disco me hace acordar a Dianita ... en qué andará?
Y el video de esa canción, uno de mis preferidos en la historia del video clip! (ja! video clip!)