jueves, 27 de diciembre de 2007

Aventón

Gracias Laura.
Que todos tus proyectos se impulsen con viento de cola.

El saludo sólo sería algo extraño,
como esas formas de la originalidad que terminan raro,
como un postre extravagante
o como una salsa a la que le sobra algo,

si no fuera porque mi saludador y yo nos conocimos en el marco de una entrevista sobre la tragedia aérea de LAPA.

Si lo querés escribir a propósito, seguro que no te sale.

1 comentario:

Daria dijo...

Ja! Totalmente, otro caso en el que la realidad claramente supera a la ficcción