sábado, 27 de octubre de 2007

CommonSense

Francisco de Narváez (candidato a gobernador por la provincia de Buenos Aires):
- Hay que separar la ideología de la política. Tiene que volver el sentido común. Hay mucha ideología y la gente quiere alguien en quien confiar. A mí me encuentran por la calle y me dicen "Francisco, ¿puedo confiar en vos?; si te voto, ¿puedo confiar en tus promesas?".

Mirtha Legrand (conductora de TV, que ha demostrado su fanatismo por todos los funcionarios que viven de Recoleta hacia el norte, o bien en la provincia de Buenos Aires, pero en férreos countries):
- Ay, sí, la gente está muy desilusionada. Es que se hacen cosas muy malas en política, se tratan muy mal. ¿Usted vio lo que han dicho de usted? Que era un hombre rico que quería hacer política.

Francisco de Narváez:
- Bueno, pero a mí eso no me afecta... (risas) Claro, ahora resulta que yo soy un millonario! (más risas).

Mirtha Legrand:
- No, Francisco, a vos no te afecta porque sos un muchacho muy bien intencionado, pero la verdad es que los políticos se hacen cosas muy malas, se dicen cosas muy feas...

Más allá de que yo quisiera conocer a la gente que, con hondo dramatismo, le hace esas preguntas a De Narváez por la calle (sobre todo, me encantaría saber en qué calles sucedió eso), lo cierto es que si no tenés las neuronas en el freezer, es casi obvio que hay que cambiar de canal o, directamente, apagar la TV.
Creo que "sentido común" es uno de los conceptos más temibles en épocas de plataformas políticas, y esas conversaciones que no llevan a nada pero dicen todo se han multiplicado en las últimas semanas.

4 comentarios:

Luciana dijo...

ay pero, Laura, cómoooo?? si de Narvaez tiene un tatuaje!! y en el cuellooo!! a mi eso me inspira re confianza y me da que es re-comprometidooooooo y que sabe lo que la gente necesitaaaaaaa. Te dejo porque justo me toca el timbre el paseador de mi hamster.

Laura dijo...

Hola Luciana!
Benvenuta!

(visiten www.costurasdelanada.blogspot.com, es un viaje de ida)

Laura dijo...

y sí, la verdad es que la provincia necesita glamour y modernidad, así que, qué pena que no hay ballotage de gobernadores, porque era nuestra única oportunidad de que un rubio ario nos conduzca al infinito.

Luciana dijo...

jajaj gracias!!
x la bienvenida y x el chivo!
no es pa tantoooo