sábado, 30 de octubre de 2010

Panificado

Yo: es un muchacho contundente, de ésos que no son ni gordos ni flacos, sino como tubulares, macizos.
Mi hermana: ah, como un scon. ¡Un hombre-scon!

3 comentarios:

Violencia Rivas dijo...

JAJAJAJAJAJ
QUE BUENA ONDA TU HERMANA
jajajajjaa
besitos

MaGui (Sí, sí... la misma) dijo...

Dejá de "vendernos" hombres A NOSOTRAS, las solteronas eternas... q ya sabemos DEMASIADO BIEN COMO TERMINA ESO

Pixeladaa dijo...

Son... fuertecitos...jaja. Te invito a que pases por mi Blog...soy nueva en esto! Saludos!