domingo, 21 de marzo de 2010

Pesadilla

Estás en la unidad de la línea 126 que conduce un fanático de Callejeros. Ese mismo que, hace algunos meses, te llevó desde San Telmo a Floresta escuchando un único tema, el estreno y absolutamente igual a todos los demás, de la banda jettattore. Ese conductor infernal es, también, el que puso luces azules en su vehículo, asemejándolo a un tétrico hotel alojamiento lleno de personas a las que no tocarías ni con un palo (ellas tampoco a vos, no hay que hacerse el/la lindo/a). En esta ocasión, el domingo se vino con un poco de romanticismo imprudente y, oh sorpresa, la banda sonora del viaje son los grandes éxitos de Maná. Imposible evadirse: el monstruo del transporte puso parlantes en todos los sectores del colectivo. Manoteás con desesperación el interior de tu bolso, buscando lo más deseado entre los carilina, el libro, el celular, los chicles y los boletos del año pasado. Te olvidaste el mp3 y te quedan 40 minutos de recorrido. Qué mal momento.

3 comentarios:

demasiadolistas dijo...

Cuánta impunidad musical!!! no es justoooo

+ adrimosar dijo...

muy mal!
el mp3 es como la american-express... "nunca salga sin ella"

ene dijo...

Jajaja una vez viaje desde una punta a la otra de Capital en un 92 en el que se escuchaba Marco Antonio Solis, porque siempre escuchan ese tipo de musica?