miércoles, 11 de noviembre de 2009

Codicia

Cada día la quiero más.
Mi profesora de gimnasia —bien conocida por todos ustedes— tuvo hace 2 años, aproximadamente, a su primera hija. Durante el embarazo, engordó 20 kilos que bajó después del parto, sin prisa y sin pausa. Ahora, quedó joya nunca taxi. A partir de este estado de situación es que le contaré la genialidad que sigue.
Cuando comienza septiembre, el gimnasio que poblamos las perennes (que vamos todo el año) se va llenando de asistentes-golondrina. Las golondrinas llegan en verano para hacer abdominales y, al asomarse el otoño, huyen sin rumbo conocido. Con frecuencia, la autoestima de las golondrinas es más elevada que las de las perennes, porque mientras ellas se pueden permitir creer que "ya está bien" con tres meses de gimnasio, nosotras creemos que nunca es suficiente. La autoestima tonificada de las golondrina se verifica, también, en sus conjuntos de gimnasia relucientes y modernos, en su maquillaje recién aplicado y en cierta actitud displicente que las inspira durante toda la hora de movimiento.
Un día, mi profesora de gimnasia comentó sus avatares para adelgazar y una golondrina, mirándola de arriba abajo, le dijo:

—¿Bajaste 20 kilos? ¿Y quedaste "así"?

Decir "Candyman"5 veces , recitar la cifra oculta del Averno, o confesar que tenía un cañoncito con dulce de leche en el bolso, le habría resultado menos explosivo.
Mi profesora de gimnasia se bajó los pantalones, mostró sus glúteos en tanga y al grito de "Este culo no lo vas a tener nunca", se paseó por todo el salón.
Ese día, le juré amor gimnástico eterno. La golondrina, en tanto, decidió que el clima había refrescado de golpe y no volvió más.

4 comentarios:

ger dijo...

gamba la chica esa, igual.. bastante loca la profesora :P

M. (Una Ramera) dijo...

GENIA total.

MaGui (Sí, sí... la misma) dijo...

Volví y soy sillones...
No bajé 20 kilos ni quedé "así", no tengo un culo como el de la profe ni sería una buena técnica mostrarlo en el medio de una clase de gym frente a otros seres vivos impresionables; pero hubiera encontrado la forma de decirle algo a la golondrina buitre esa!
Me pedías, aquí estoy, regresando al mundo blogistico.

demasiadolistas dijo...

ayyyy pero que buen correctivo a la fucking golondrina!! clap clap para la profesora...a quien seguro envidio sus gluteos y por sobre todo su perseverancia. Falta un grupo...al que pertenezco...las eternas prometedoras y que finalmente el maximo deporte que hacemos (y con el que te digo a veces hasta me voy a dormir tranquila) es bajarme una estacion antes dee subte y caminar...
(M)