miércoles, 23 de septiembre de 2009

Menuses

Cuando anuncian, pueden salir airosos con "pizza", "champignones" (aunque también podrían decirle "champiñones"), "muzzarella" y hasta con "morcilla".
Pero, como en todo crimen imperfecto, flaquean en las idioteces. De este modo, los anfitriones de la casa de comidas de Eugenio Garzón y Mariano Acosta se deleitan al invitarlos a comer:
  • Choriso
  • Ravas
  • Rebueltos
Esto lo escriben, de manera oronda y orgullosa, en su pizarrón negro de la esquina.
Poetas gastronómicos de mi barrio.

6 comentarios:

ger dijo...

vienen condimentados con errores de ortografía y todo!

Jerry dijo...

Por favor, sacale una foto y mandámelo, así lo cuelgo en Lo' Menuse!!! Que, por cierto, bastante olvidado lo tengo.

Shu dijo...

jajaja que genial, yo no podría evitar pasarle el dedo y borrarles todo, las faltas de ortografía me sacan de quicio.
Sí, una enfermita, jajaja.
Beso!

Fasmid dijo...

Es la única forma de digerir algunas cosas. Sabiendo que son errores desde el anuncio.

Nena Estrella dijo...

jajaja coincido.

me ponen muy nerviosas las faltas de ortografía, sobre todo en lugares públicos...

después pretendan que uno coma ahí, aunque cuando tengo hambre... son capaz de comer hasta !ravas rebueltas!".

buen día por acá.

Luis dijo...

genial!