lunes, 3 de noviembre de 2008

Cariño

Para superar los posts previos de carácter asquerosiento —porque, como todos los chicos, este blog también tiene migas del año pasado en los bolsillos, olores indescifrables y pañuelos que deberían ser confiscados—, pasemos a otro tema.



El jueves una banda de floggers humanistas me dio un abrazo gratis en la esquina de Corrientes y Uruguay. Con beso en la mejilla y todo.



Me dejé.
La cercanía de los 27 me pone blanda. Uf.

8 comentarios:

Daria dijo...

Jua!!! Estáaaaaa bieeeeen!!!
A veces dejarse estáaaaaaaaa bieeeeen!!!

M. (Una Ramera) dijo...

jajajajajajajajajaj
me reí mil horas!!!!

mamita, me dio mucha penaaaaaaa

vení q te abrazamos!!

besoo

Dragon de Azucar dijo...

Eso da qué pensar....

Saludos

Cameron West dijo...

Si te dejaste besar por un flogger estás contagiada... el flequillo se te va a venir a la cara inevitablemente y no resistirás mirarte al espejo sin sacarte fotos... no tiene cura... lo siento...

Fasmid dijo...

Te había dejado un bonito comentario proflogger. Era el primer comentario. Menos mal que no se publicó.

Junior dijo...

Equivocada:EL ABRAZO NO FUÉ GRATIS,en ese mismo momento -y mientras te emocionabas- un flogger te sacó una foto y la subió a su fotolog.Abajo de la foto dice:yop besando a una que pasaba por Corrientes y Uruguay.

MaGui (Sí, sí... la misma) dijo...

Te lo dije: a veces me preocupás amiga, y tengo miedo que sea irreversible! No te dejes por un flogger, al menos no gratuitamente!

Protervo dijo...

"me dejé" ja.