sábado, 25 de octubre de 2008

Darwin

Descubrí cuál es el eslabón que nos une con el mono y que no fue —hasta ahora— estudiado por la ciencia:


El momento en el que uno/a se sienta en la terraza, al sol, y comienza a inspeccionarse las partes del cuerpo que quedaron al aire.


fijarse qué mal que nos cortamos las uñas de los pies;
comprobar que la depilación falló una vez más en sus objetivos de devastación absoluta;
identificar los últimos machucones producto de un movimiento brusco;
detectar un granito malhabido que se vuelve un blanco fácil;
ver qué sucias que están las uñas después de haber limpiado la cocina;
leer rascándose la nuca;
mirar la geografía lunar dérmica;
lamentarse por el blanco verdoso post invierno.

Actividades impulsivas, intuitivas, de autoreconocimiento que, al practicarlas, se acompañan con el deseo de que nadie esté viendo y/o filmando.

8 comentarios:

Luciana dijo...

envido mal tu terraza, ninguna sanidad en este comentario.
La envidio MAL !!

Dragon de Azucar dijo...

Este comentario no tiene relación alguna con tus palabras, sólo quiero decir que qué mal ha sido interpretada la metáfora de la 'cadena evolutiva' de Darwin que la gente realmente cree que el hombre desciende del mono y que hay varios eslabones en una cadena de sucesivas moficiaciones genéticas que nos llevaron a ser hombres. Esto se lo debemos a los medios de comunicación y a la mala calidad de los textos escolares.

Nada más.
En cuanto a lo de la terraza... me quedo bajo el sol pero al primer signo de sudro regreso a mi ordenador.

Saludos

Daria dijo...

Ja! Yo también practico eso que vos decís. Las uñas y los pelos son un clásico de todos los tiempos. Igual, menos mal que es en tu terraza y no en otros lados ....
En casa sembraron el pasto, pero los fucking pajaritos se avisaron para comer las semillas .... en fin, espero que el jardín vuelva a ser lo que era .... y así practicar lo de lo mates al sol ...
Beso!

MaGui (Sí, sí... la misma) dijo...

Eso lo hacemos las mujeres nomás, calculo que las que descendemos de monos somos nosotras, ellos descienden sin escalas de Satanás. Por eso no les importa nada de nada.
TE aconsejo algo? Parque Las Heras... No tengo terraza, así que me hacino ahí, sin poder desnudarme para descubrir mis desgracias!

Junior dijo...

y ni hablar cuando estás con alguien que te encuentra un granito en la espalda al que no llegás.

mappet dijo...

Tal cual. te falto llevar el espejito y la pincita de depilar porq en el sol te das cuenta q te quedaron mostachos a lo cantinflas

Luciana dijo...

eeehhh bueno bueno lo escatológico cof cof

Protervo dijo...

total. hasta mirarse un poco los hombros se banca, despues es de monico.