martes, 2 de septiembre de 2008

Meicap

Estado de situación:
Me compré un espejo chiquito para poder maquillarme en el transporte público.

No es cool y es una actitud que me acerca mucho al estilo de mi madre —sólo que ella ha aprendido a pintarse los labios de memoria, sin mirarse al espejo y sin fallar—, pero estaba decidida a superar mis clásicos apurones que me hacen huir de casa con ojeras mortuorias, los ojos de sueño y las pestañas como si fueran telarañas, de tan finitas que se ven.
Sin embargo, tengo un problema: no puedo cumplir con mi tarea si hay muchas personas en el vagón de subte o en el colectivo, aun cuando yo esté sentada (de qué otra manera podría maquillarme, si no). Una parte de mí sigue anclada en el espejo del baño y considera que esta actividad de coquetería debe persistir puertas adentro del tualé.
Por todo lo expuesto, en este humilde post a cara lavada, quiero dedicar un homenaje y un aplauso —manteniendo entre los dedos el delineador y el rímel, por favor— a las chicas que, desde el corrector hasta el shocking prensapestañas, logran una rutina de embellecimiento a cualquier hora y, sobre todo, cuando todos miramos su arte sin entender porqué no aprovechan esos 15 minutos sin oficina y se duermen de una buena vez.

4 comentarios:

M. (Una Ramera) dijo...

Leí esto y me puse a escribir sobre una chica q viaja conmigo todas las mañanas. Si te copa leelo.

Yo nuna probé ni probaré maquillarme en un transporte. Sería algo fatal.

Beso!

Daria dijo...

Ja! Yo la verdat las envidio..... las envidio a ellas, a las que se maquillan en su casa, en el baño de la oficina, en donde sea ....
Como ud sabe a mi no me saca del delineador y del brillito, más no puedo ni sé hacer....
Ah! Y yo soy sindicalista de la cara lavada y los 15 mins más de sueño donde sea... ma' que maquillaje ni maquillaje!

Fasmid dijo...

Cielos! No hubiera esperado semejante post...debo revisar con cuidado este tema. Aunque subyace el compañerismo sindical con Daria, no puedo ser tan liviano. La sociedad dice que de maquillarme en un transporte público tendría muchos más problemas que Insolada.

Claudio Gabriel Alvarez Tomasello dijo...

Me encantó el post. Voy a leer TODO lo que resta el fin de semana.
Seguro comento.
Que andes bien.