miércoles, 25 de junio de 2008

Stop!

¿En qué momento empecé a decir, de las personas de 22 años, "es muy chico/a"?
¿En qué momento se decidió que era yo la que limpiaba el baño de esta casa?
¿En qué momento comencé a sentir que no podía irme a dormir sin lavar los platos?
¿En qué momento inicié las elucubraciones diarias sobre la cena cotidiana?
¿En qué momento elegí comprarme una crema para el contorno de ojos?

Cinco preguntas que confluyen en una misma inquietud,
que aparece de manera esporádica en este blog:


¿en qué momento empecé a atribuirme
conductas de gente grande?
Qué horror.
Help.

4 comentarios:

M. (Una Ramera) dijo...

No, de ninguna manera puede aceptar esas conductas de gente grande sin antes pelear un poco.
Propóngase hoy: cenar panchos (o cualquier otro alimento que no requiera grande producción) y váyase a dormir dejando el agua grasulienta en el cacharro de turno. La crema póngasela... no vaya a ser cosa!

Mañana va a sentirse mucho mejor.

De nada.

Beso.

Daria dijo...

Jajajajajaj! Yo me pregunto lo mismo o símiles ... pero, hágale caso a m. (una ramera) ella sabe más que nosotras! Coma panchos y deje todo sucio! Sea feliz! Vístase como a los 18 ...
hablando de eso ... para cuándo Pop City, eh?

c. dijo...

al cumplir los 25 hice una lista:

- contorno de ojos.
- no ir a dormir sin demaquillarme.
- no quebrar más en las fiestas.
- no comer cualquier comida en la calle.
- etc.


las listas pueden ser muy ridiculas pero el contorno de ojos lo sigo usando. qué horror.

Luciana dijo...

Yo me llego a poner los nevados que usaba en los 80 y me detiene la policía!! el pantalón no es lo mío jejje