sábado, 29 de marzo de 2008

Previsión

Mi amiguísima Daria escribió hace algunos días sobre los signos del hacerse grande.
Y debe ser una sensación colectiva (tan sutil e inevitable como la gripe pegajosa que atacó a muchos esta semana), porque ayer,

en el baño
de un hotel paquete para turistas
donde caí con paracaídas
para trabajar en un congreso de salud mental
donde la gente pagaba mucho para estar
y a mí me convenía cobrar por horas
para remontar el bache económico
provocado por la albañilería en casa,

me pregunté si ya estaba haciendo cosas de vieja, porque estaba guardando medio metro de papel higiénico de 1ra. calidad en la cartera, por si en mi próximo destino —la Hemeroteca del Congreso de la Nación— no había insumos en el toilette.

1 comentario:

Daria dijo...

Ja! Será que el tiempo pasa y nos vamos poniendo viejas?
Igual, lo del papel higiénico a mi me acompaña desde la más tierna adolescencia!