jueves, 25 de octubre de 2007

Hedonismo

Decidir que no voy a dar ese examen que tenía previsto y coronar mi determinación con una dosis de Brancamenta, empanadas caseras y TV, todo en simultáneo, a lo bestia y sin glamour.
Eso es hedonismo.
Hedonismo que, por supuesto, se basa en darse premios cuando no se merecen.
Pero ya elaboré todas las justificaciones y excusas del caso y, puedo asegurar, soy imbatible a cualquier argumento que pregone mi pereza, mi desorden o mi diletancia.
Y si fallo en mi defensa, otra dosis de Brancamenta me aportará los nutrientes que necesito para seguir con mi rutina.

2 comentarios:

Daria dijo...

Jajajjajajjajaja!!! Está muy bien, para qué pasar por cosas innecesarias, eh? Si todavía nos queda Diciembre!!!!
Pero Brancamenta? No tenías algo más rico? Puaj! Brancamenta!

c dijo...

brancamente no, definitivamente, no.

pero te felicito por el no examen.
descanse usted.